Unión Soviética

La Unión Soviética (en ruso: Советский Союз, romanización: Sovetskiy Soyuz), oficialmente llamada Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (en ruso, Сою́з Сове́тских Социалисти́ческих Респу́блик, CCCP; tr.: Soyuz Sovétskij Sotsialistícheskij Respúblik;  pronunciación (?·i), SSSR; en español URSS)[6]​ fue una república marxista-leninista[7]​[8]​[9]​[10]​ que existió en Eurasia entre 1922 y 1991. Aunque formalmente se constituyó en una federación de 15 repúblicas,[11]​ su sistema político y económico era de facto fuertemente centralista, con un sistema político de partido único dominado por el Partido Comunista hasta 1990.[12]​ La Revolución de Febrero de 1917, que provocó la caída del Imperio ruso, tuvo como sucesor al Gobierno provisional ruso, que fue derrocado por la Revolución de Octubre estableciéndose el Gobierno de los bolcheviques denominado Sovnarkom. A continuación, se desencadenó la guerra civil rusa que fue ganada por el nuevo régimen soviético. En diciembre de 1922 fue creada la Unión Soviética con la fusión de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, la República Federal Socialista Soviética de Transcaucasia, la República Socialista Soviética de Ucrania y la República Socialista Soviética de Bielorrusia. Tras el deceso del primer líder soviético, Vladímir Lenin, en 1924, Iósif Stalin acabó ganando la lucha por el poder[13]​ y dirigió el país a través de una industrialización a gran escala, con una economía centralizada y una extrema represión política.[13]​[14]​ En junio de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi junto a sus aliados invadió la Unión Soviética, un país con el que había firmado un pacto de no agresión llamado luego Pacto Ribbentrop-Mólotov. Al cabo de cuatro años de una guerra brutal, la Unión Soviética emergió victoriosa como una de las dos superpotencias del mundo, junto a los Estados Unidos. La Unión Soviética y sus Estados aliados de Europa Oriental, denominados Bloque del Este, estuvieron involucrados en la Guerra Fría, que fue una prolongada lucha ideológica y política mundial contra los Estados Unidos y sus aliados del Bloque Occidental; finalmente la Unión Soviética cedió ante los problemas económicos y los disturbios políticos internos y externos.[15]​[16]​ Durante este período, la Unión Soviética llegó a ser el modelo de referencia para futuros Estados socialistas. Desde 1945 hasta 1991, la Unión Soviética y los Estados Unidos dominaron la agenda global de la política económica, asuntos exteriores, operaciones militares, intercambio cultural, progresos científicos incluyendo la iniciación de la exploración espacial, y deportes (incluidos los Juegos Olímpicos). A finales de la década de 1980, el último líder soviético, Mijaíl Gorbachov, trató de reformar el Estado con sus políticas de la perestroika y glásnost, pero la Unión Soviética se derrumbó y fue disuelta formalmente en diciembre de 1991 tras el fallido intento de golpe de Estado de agosto.[17]​ Luego de esto, la Federación de Rusia asumió sus derechos y obligaciones.[1]​ Los límites geográficos de la Unión Soviética variaron con el tiempo, pero tras sus últimas anexiones territoriales principales y la ocupación de los países Bálticos (Lituania, Letonia, y Estonia), del este de Polonia, Besarabia, y algunos otros territorios durante la Segunda Guerra Mundial, desde 1945 hasta la disolución, los límites correspondieron aproximadamente a aquellos de la extinta Rusia imperial, con las exclusiones notables de Polonia, la mayor parte de Finlandia, y Alaska.

Palabras

Esta tabla muestra el ejemplo de uso de listas de palabras para la extracción de palabras clave del texto anterior.

PalabraFrecuencia de palabraNúmero de artículosPertinencia
soviética1673670.154
unión13242220.097

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Learn more. Got it.